"Somos Alfacar" contra la ley de reforma local

La ley de reforma local aprobada por el PP es un atentado a la autonomía local que consagra la constitución. Supone despojar de competencias a los Ayuntamientos para pasarlas a las diputaciones, consorcios o cualquier otro ente supramunicipal. Según esta ley los municipios con menos de 20.000 habitantes serán desposeídos de las competencias en:

a) Recogida y tratamiento de residuos.

b) Abastecimiento de agua potable a domicilio y evacuación y tratamiento de aguas residuales.

c) Limpieza viaria.

d) Acceso a los núcleos de población.

e) Pavimentación de vías urbanas.

f) Alumbrado público.

En aras a una supuesta mayor efectividad lo que realmente se propone esta ley es evitar el control ciudadano, alejando la toma de decisiones de la ciudadanía afectada. Las diputaciones y consorcios son un nido de clientelismo y opacidad, que están permitiendo la privatización encubierta de los servicios públicos. Las élites extractivas pueden realizar su trabajo expoliador de una manera más ordenada y menos conocida.


Desde “Somos Alfacar” rechazamos esta ley y sus efectos y apostamos por el empoderamiento ciudadano y la democracia real en los ayuntamientos. Nadie mejor que los propios vecinos para gestionar el bien común. Los servicios municipales crean riqueza y empleo que no podemos consentir que salgan del pueblo. La gestión del ciclo integral del agua, del tratamiento de residuos, de la asistencia domiciliaria debe permanecer bajo el control del pueblo.  Por eso decimos: No a la privatización de los servicios públicos. No a la reducción de los ayuntamientos a oficinas administrativas. Decidamos nosotros mismos nuestro futuro. Juntos Podemos.