PP Y PSOE votan unidos contra la propuesta de SOMOS ALFACAR sobre cumplimiento efectivo de acuerdos plenarios.

En contra de lo que mucha gente cree son muy pocas las posibilidades de plantear iniciativas a un grupo en la oposición como el nuestro. Una de ellas es la moción. La moción es una propuesta llevada al pleno en la que se pide que el ayuntamiento haga algo o declare su postura sobre algún tema.
El número de mociones esta limitado a dos por grupo municipal y pleno. Nuestro grupo es el único que ha presentado mociones en todos los plenos celebrados hasta ahora. En el pleno celebrado el pasado jueves, 11 de febrero, presentamos una moción sobre las mociones con el objetivo de garantizar que lo que aprueba el pleno se cumpla realmente.
En nuestra propuesta se contemplaban una serie de medidas como la apertura de un expediente administrativo para cada moción aprobada, informes semestrales preceptivos sobre el grado de cumplimiento, mecanismos de seguimiento y de publicidad de las mociones.
Nuestra moción pretendía hacer un poco más difícil que aquello que se acuerde en el pleno no se cumpla. Que no se quede en papel mojado ni en declaraciones altisonantes que no conducen a nada. Garantizar la utilidad de las iniciativas de todos los grupos políticos para los vecinos y vecinas que representamos.
La MOCIÓN SOBRE CUMPLIMIENTO DE LAS MOCIONES APROBADAS EN PLENO, es una propuesta que profundiza la democracia en la medida que obliga al gobierno municipal a cumplir los acuerdos del pleno.
Es una propuesta dirigida a la transparencia de la actividad municipal y a la participación de la ciudadanía a través del conocimiento de lo que ocurre en las instituciones.
Desgraciadamente PP y PSOE votaron en contra. Utilizaron argumentos peregrinos como que nuestra propuesta cuestionaba a los funcionarios municipales o que atentaba contra la legalidad. Nada más lejos de la realidad: el ayuntamiento puede y debe dotarse de medios que garanticen un funcionamiento democrático y eficaz.
Ya no nos sorprende la coincidencia entre PP y PSOE. No ha habido ni una sola votación a lo largo de estos meses en la que no votaran unidos (exceptuando la de elección de alcaldesa). Esa unidad en las votaciones expresa una coherencia en la posición presidencialista de ambas formaciones. PP Y PSOE, PSOE y PP aspiran a reservarse esa capacidad gubernativa de actuar discrecionalmente.Es decir de eliminar controles y trabas que les impida hacer lo que les de la gana.
Pero los tiempos están cambiando. La gente demanda información, participación, control ciudadano sobre la actividad política. “Lo que se ha hecho siempre” no siempre vale. La vieja política también es en este caso mala política porque no solo impide esos objetivos de transparencia y participación sino que conduce a las instituciones públicas a la ineficacia.
Desde el ayuntamiento de Alfacar no sólo no se informa a la ciudadanía del cumplimiento de los acuerdos, es que ni siquiera se informa sobre la celebración de los plenos. Es clamoroso el silencio que ha envuelto la celebración de este pleno en las redes sociales del bipartito. Es inaceptable que no se haya publicado en la web oficial del ayuntamiento ni en su Facebook, mientras que proliferan hasta el cansancio las noticias dirigidas al autobombo.

Somos Alfacar hemos sido pioneros en la introducción de mecanismos de transparencia. Hemos sido los primeros en grabar los plenos, algo que por fin, y porque la ley empujaba, se ha decidido a hacer el gobierno del PSOE en este último pleno. En la medida de nuestras posibilidades haremos ese seguimiento de las mociones que socialistas y populares no quieren hacer, para empoderar a un pueblo que otros quieren anestesiado.