El agua sube en Alfacar y volverá a subir.


Resultado de imagen de agua publica
El agua ha subido en Alfacar un 2,54 %. En Alfacar y en otros 22 pueblos que forman parte del Consorcio para el desarrollo de la Vega Sierra Elvira. Todos estos pueblos tienen cedida la gestión del ciclo integral del agua a Aguasvira . Aguasvira es una empresa mixta. El 60% es público (agrupación de pueblos del Consorcio) y el 40% privado (aguas de Barcelona). Para modificar la tarifa hacen falta unos requisitos (propuesta de la empresa, informes…) pero al final quien decide es la asamblea de todos los representantes de los pueblos. 
 La asamblea en la que se decidió la subida se celebró en Nivar el pasado jueves 27 de enero. La propuesta, hecha por el presidente del Consorcio, el alcalde de Maracena Noel López, fue aprobada con los votos a favor de todos los representantes del PSOE (son mayoría en la asamblea). Nuestro representante, José Luis Torres, de Somos Alfacar, votó en contra de esa subida. La propuesta estaba envenenada porque vinculaba la subida a la aprobación de bonificaciones para desempleados. Nuestro representante propuso ampliar las bonificaciones pero que estas fueran sufragadas por los beneficios empresariales.1 millón y medio de euros. Esta solución fue rechazada por el bloque socialista.  
El señor López pretende volver a subir el precio del agua a través de la retirada de una bonificación a la que tenemos derecho los alfacareños por tener agua propia. Esta medida afecta a otros ocho pueblos. La nueva subida, que se pretende realizar en breve, supondrá un aumento por lo menos de otro 2,5 %, con lo que en pocos meses nos habrán subido un 5%. Cabe decir que la última subida es de 2014 y que Emasagra hace años que no sube el agua. El equipo de gobierno y la alcaldesa han sido informados puntualmente de los planes del alcalde de Maracena. 
 Esta es una buena ocasión para estar todos unidos en contra de la insaciable voracidad recaudadora de la de los administradores del Consorcio. Este Consorcio ha dilapidado los 900.000 € de beneficios que le corresponden como socio público, en esa mini diputación en la que se ha convertido. Nuestro ayuntamiento además tiene que pagar una cuota de 12.814 € por ser socio. En estas circunstancias cabe preguntarse si fue acertada la decisión de adherirse a él tomada en 2008 por el ayuntamiento presidido entonces por doña Fátima Gómez. Creemos que no. 
 La privatización del agua ha significado la pérdida de nuestras redes e instalaciones. La capacidad de decidir sobre las tarifas. La capacidad de realizar auténticas políticas sociales. Que muchos de los trabajadores y suministros que se emplean en el mantenimiento no sean de nuestro pueblo. Que no tengamos un auténtico control sobre las inversiones que se realizan (presentamos un escrito en abril de 2016 solicitándolas y aún no nos han contestado). 
 Desde somos Alfacar propugnamos otro modelo de gestión. Cien por cien pública. Que colabore con otros pueblos para poder ahorrar costes. Que entienda el servicio como una atención a un derecho universal y no como un puro negocio. Solo la toma de conciencia por parte de la gente del expolio que significa un servicio privatizado puede revertir esta situación. Si estamos unidos podemos cambiar las cosas como ha demostrado la marea blanca. En caso contrario tenemos más de lo mismo hasta 2048, fecha en la que acaba la actual prórroga de la concesión.

Más información en los siguientes enlaces:
Sube el agua, bajan los derechos.

Noticia en Ahora Granada

Noticia en El Independiente.